Blog

Mayo, mes de María

En el día 12 de mayo, mes de María, la Virgen se presenta agradable a la Trinidad más que cualquier otra criatura, puede abogar por nosotros

Estamos en mayo, mes de María, madre de Dios y también madre de toda la humanidad, a quien le tenemos especial cariño y devoción, por ser Ella Bienvanturada por siempre por todas las generaciones como lo dice en su Magnificat. La devoción a la Madre de Dios es realmente una combinación de tres elementos: la veneración, la invocación y la imitación, así lo dice el Concilio Vaticano II.

La veneración de la Santísima Virgen incluye todo el honor y la alabanza, el reconocimiento y el amor que ella merece como la Madre del Redentor y Madre de la raza humana.

La veneración puede ser descrita como un acto de apreciación amorosa. La apreciación se basa en el conocimiento que tenemos de María, basada en las verdades que nos enseña la fe.

El amor se inspira en la profundidad de nuestro aprecio, que depende de la lectura, el estudio y la meditación acerca de la Santísima Virgen María.

Mayo, mes de María.
Las primeras siete partes del Ave María son declaraciones de veneración:

Ave María
Llena de gracia
El Señor es contigo.
Bendita eres tú entre las mujeres
Y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María
Madre de Dios

Son tantos actos de alabanza y de honor, dirigidos con amor a la Santísima Virgen. Todos son sacados de la Sagrada Escritura o de la tradición de la Iglesia.

La invocación se basa en la veneración. Debido a que María es tan agradable a la Trinidad, ella, más que cualquier otra criatura, puede abogar por nosotros ante el Trono de Dios. La invocamos para que interceda por nosotros.

https://www.pildorasdefe.net/aprender/fe/mayo-mes-virgen-maria-31-dias-reflexion-mi-vida-no-es-mia-dia-12

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

© Copyright 2017. All rights reserved / Provincia Mercedaria del Perú